¿Quieres ver lo que hay ahí fuera? Entonces, ¿qué tal si trabajas?

Puedo imaginar mil maneras mordaces de responder a este título. «Sí, trabajar. Eso queremos todos… Demasiados, parece ser». Incluso el incomprensible «sí, pero primero hay que terminar la carrera». A ver, vamos por partes. Primero: un papel en el que ponga «licenciado» no te convierte en un traductor. Segundo: aquí nadie ha hablado de cobrar. Hay trabajo de sobra para todos, y, para aquellos sin experiencia, hay muchas formas de adquirirla. Os recomiendo esta magnífica entrada en Traxmun si queréis poneros al día al respecto. Y ahora, al grano. Yo he venido a hablar de prácticas en empresa. Concretamente, de mi experiencia como becaria en Matiz Soluciones Lingüísticas.
Ya han pasado ocho meses desde que empecé a trabajar en esta agencia de traducción de Murcia (contando con un lapso de tres meses de «descanso»), y, cuando echo la vista atrás, me choca el cambio se ha producido en mí desde entonces. Para mí estas prácticas han sido (y son) una ventana abierta al mundo real. Al mundo que a todos los muchos estudiantes nos cuesta afrontar (por aquello de la incertidumbre y tal), pero que nos espera inexorablemente a todos. Afortunadamente para mí, ese mundo ha dejado (en parte) de estar cubierto por la niebla de la ignorancia. Y no voy a decir que el verano que pasé en Matiz ha sido el mejor de mi vida (estaría mintiendo descaradamente y quedaría un poco raro). Tuvo sus momentos de estrés y frustración, obviamente: la gestión de proyectos no es coser y cantar. No obstante, aunque una agencia de traducción no ofrezca el punto de vista más convencional, desde luego es un mirador óptimo desde el que observar esta apasionante profesión. A través de este trabajo he podido tener un atisbo de lo que es la vida del traductor. Está llena de plazos, recuentos, OTs y facturas, pero ¿sabéis qué? Me gusta. Un montón. Ahora sé que es el tipo de vida que me gustaría llevar, y, creedme, llegar a este punto de certeza no es algo fácil. Tener una experiencia así antes de terminar la carrera es privilegio de unos pocos, y yo me alegro de estar entre ellos.
Si vosotros también queréis tener una oportunidad como esta, echadle un ojo a la oferta de prácticas en Matiz. Como he dicho, realmente merecen la pena.
Oferta de prácticas en Matiz
Etiquetado , ,

¿Para cuándo la cuenta en gmail?

Estamos hartos de iniciar sesión en mil cuentas (correo, facebook, twitter, aula virtual, blog, web, una cuenta en tal correo, otra en otro…). Al cabo del día uno ya lleva el piloto automático e inicia sesión sin querer. No me miréis como si estuviera loca… A mí me pasa. ¿Y qué? ¿Vosotros no os cansáis? Bueno, ¿y qué pasa si os aconsejo que os abráis otra dichosa cuenta de correo? ¿Es por fastidiar? Pues que no os lleve a error: si no la tenéis ya, os tenéis que abrir una cuenta en gmail. ¿Por qué? Por muchas razones. Entre ellas por su funcionalidad, su sencillez, etc. Pero ¿sabéis cuál es la más importante? Porque queda mejor en vuestro CV. No es por desprestigiar a los otros servidores de correo, pero creo no equivocarme al afirmar que la mayoría de nosotros se hizo su primer correo en yahoo o en hotmail. Además, no sé si por inconsciencia o por cachondeo, lo de los nombres es un caso que merece un estudio aparte. Yo solo pondré el ejemplo el correo de una amiga mía, que era algo así como diabolic_baby_666… En definitiva, creo que no hace falta decirlo, porque es de cajón, pero nunca está de más hacer la observación de que este tipo de correos electrónicos no dan precisamente una imagen de profesionalidad. Si eres una de esas personas que todavía conservan y difunden la dirección del correo que se abrió con doce años (mi situación hasta hace un año)… ¿cómo decírtelo? Ya estás corriendo a abrirte una cuenta nueva.

Desde mi experiencia como gestora de proyectos en una agencia de traducción os diré que uno de los factores que crea una peor impresión al leer un CV es, precisamente, una dirección de correo poco profesional.

Para terminar esta pequeña entrada (que ya iba siendo hora de escribir) quiero hacer mención a una de las herramientas que están a disposición de los usuarios de gmail. Muchos ya lo conoceréis, pero yo todavía me sorprendo de ver que mucha gente la desconoce y todavía sigue usando los marcadores para seguir sus páginas favoritas. Se trata de “Google reader”, un lector de RSS que permite suscribirse a las webs que son de nuestro interés y recibir notificaciones de las nuevas feeds que se van creando cada vez que se actualizan. Aquí tenéis un tutorial en el que se explica claramente cómo funciona. ¡Espero que sea de vuestro interés!

Etiquetado

Dropbox: un “must”

Creía que ya era vox populi, pero parece ser que no está de más hacer una pequeña mención acerca de Dropbox. Se trata de una herramienta básica del cloud computing: con Dropbox cada usuario tiene acceso a una suerte de disco duro online al que se puede acceder desde cualquier ordenador y a partir del cual se pueden compartir archivos y carpetas con otros usuarios. Es sencillo, tiene muchísimo potencial y, lo mejor, es gratis (al menos la versión basic). Inicialmente se cuenta con una capacidad de 2.25GB de almacenaje, lo cual es susceptible de ampliación: cada vez que consigues que un amigo se cree una cuenta a través de una invitación tuya, consigues 250 MB de espacio extra. Así que ya sabéis: si queréis haceros una cuenta y os apetece hacerme un favor, ¡dejad que os invite yo!😛
Sin duda, una herramienta muy útil: www.dropbox.com
 
 

Por qué este blog.

¡Hola a todos!

Soy Mercedes y estudio cuarto curso de la Licenciatura en Traducción e Interpretación de la Universidad de Murcia.  En ocho meses me habré licenciado y todavía tengo muchísimas cosas que aprender🙂. Quiero dar muchas gracias a Begoña Martinez por todo lo que me ha enseñado durante todo este tiempo (y por animarme a escribir este Blog). Ahora soy una persona totalmente distinta a la que era hace cuatro meses.  どうも ありがとう!

Esta es la primera entrada que hago en toda mi vida. La excusa hasta ahora ha sido que no había nada interesante de lo que yo pudiese hablar. Sin embargo,  me he dado cuenta de que siempre hay algo que compartir con el resto del mundo. Lo que sé es más bien poco, y aún queda mucho para que mis propias ideas valgan la pena; sin embargo, he tenido la suerte de que, pese a no haber terminado todavía la carrera, he podido atisbar el escenario que me espera. Por poco que sea ese conocimiento, sé de buena tinta que hay personas a las que les interesaría que lo compartiera. Pues bien, lo haré lo mejor que pueda. Con vuestro apoyo intentaré compartir lo poco que sé y todo lo que iré aprendiendo🙂. よろしくおねがいします。

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.